domingo, 26 de junio de 2016

La historia de Emma (II parte)

... Esa tarde fuimos a ver a nuestra ginecóloga con el informe que nos dieron en la ecografía, ella trató de tranquilizarnos. Los parámetros de la bolita rozaban la normalidad, no había nada por que preocuparse, en el peor de los casos le harían un drenaje cuando naciera, era una operación sencilla, que solo tendrían que hacerle una vez y que no dejaría ninguna secuela en la niña. De todas formas para que nos quedáramos más tranquilos nos mandó hacer una neurosonografía fetal con un médico que según ella era una eminencia en el campo y que nos sacaría de dudas si había algo más. Es una prueba que no cubre ningún seguro medico y que en la seguridad social no se realiza...

La doctora nos trató con muchísimo optimismo, la prueba duró casi dos horas y pese a que ella no lograba ver ninguna anomalía más en la cabeza de nuestra niña, había algo que no terminaba de gustarle, aunque no sabía que era. Ella nos mandó hacernos un par de pruebas más que por supuesto tampoco cubría el seguro médico...

Una neuroresonancia magnética fetal, que quería que nos hiciera el jefe de servicio de la Clínica Quirón de Pozuelo, según ella el mejor en Madrid para interpretar que podía estar sucediendo. Ese médico tenía una lista de espera de más de seis meses, ella misma le llamó para pedirnos cita y nos dieron cita para el martes siguiente como un favor a la doctora.

La otra prueba era una amniocentesis completa y dado que yo ya estaba de 35 semanas y la peque era grandecita, era una prueba que se considera de riesgo. y pensareis la amniocentesis la hacen en la seguridad social sin problemas y la cubren casi todos los seguros, si y no, el estudio sencillo si, pero a nosotros nos pidieron entre otras cosas el estudio por arrays que no cubre ningún seguro.

Ese día llamamos a la familia, no se lo habíamos dicho a nadie, porque realmente no esperábamos que fuera nada y no queríamos que cundiera el pánico por nada. Recuerdo el enfado de mis padres y como lloraban, en el fondo era como si ellos ya intuyeran que algo no iba bien.

La doctora decidió hacerme por su cuenta un par de analíticas más y me mandó unas inyecciones para madurar los pulmones de la niña por si había que adelantar el parto para tratarle fuera del útero.  

Ese mismo martes cogí la baja a las 35 semanas y media ya que la amniocentesis me suponía al menos 48h de reposos absoluto y mi cabeza ya no estaba donde tenía que estar.

Primero fuimos a la clínica Quirón a hacer la resonancia, me metieron en un tubo superpequeño, al principio boca arriba pero mi espalda con ciática desde la semana 20 más o menos no aguantó mucho en esa postura, no podía ni respirar de dolor y claro la niña se movía más porque yo estaba muy nerviosa. cada vez que paraban había que empezar de cero. al final me pusieron de lado y aguante un poco mejor las casi tres horas que estuve metida en el tuvo, mi pequeña no paraba quieta. el Doctor fue muy atento y respetuoso, nos dijo que recogiéramos los resultados el jueves.

De allí nos fuimos corriendo a la amniocentesis, los resultados tardan unos 10-20 días, pero nos dijo que ella llamaría personalmente al laboratorio. Yo llevaba todo el día sin comer nada porque la resonancia tenía que ser en ayunas, tardó unas tres horas y después teníamos unos 40 minutos para llegar desde Pozuelo al centro de Madrid, cuando entramos en la amniocentesis estaba bastante mareada.

Recuerdo que tuvo mucho cuidado de que no viera ni la aguja ni la pantalla para que estuviera lo menos nerviosa posible, aunque no dio mucho resultado, recuerdo sentir la aguja y como sacaban el líquido, el dolor no era tan espantoso como la ansiedad y falta de aire.

Mareada volvimos a casa, a comenzar mi reposo absoluto, tenía muchísimas ganas de ver a #Gusanito y abrazarle. Dos días que se me hicieron larguísimos, mis padres habían venido a ayudarme con #Gusanito y a cuidarnos, ya que #MiMedioMandarino tenía que seguir trabajando. El jueves por la mañana aunque seguía con reposo fuimos a buscar los resultados de la neuroresonancia magnetica fetal, iba tranquila, esperaba buenos resultados, que podía ir mal si no habían visto nada hasta ahora. De camino a la Quirón me llamaron de parte de la doctora, quería hablar conmigo urgentemente, que en cuanto tuviera los resultados de la neuroresonancia fuera a la clínica. Mi corazón dio un vuelco, llamé llorando a #MiMedioMandarino que estaba trabajando, y vino a buscarnos para acompañarme a recoger las pruebas. En el coche camino de ver a doctora, leímos el informe de la neuroresonancia, realmente no entendimos mucho pero no parecía tan malo.

Una vez en la clínica no nos hicieron esperar mucho, entramos solos los dos, mis padres esperaron fuera, recuerdo todo esto como si no hubiera sido más que una espectadora de todo lo que sucedió."Lamento decirles que estamos ante el peor resultado, la amniocentesis ha dado positivo en infección por citomegalovirus", "la concentración es demasiado alta", "la neuroresonacia ha revelado que el cerebro primario de la niña esta especialmente dañado", "ceguera, sordera, problemas graves psicomotores, parálisis cerebral grave, convulsiones, esto siendo muy muy optimistas", "tiene que entender que las patadas que usted siente no es su pequeña, son convulsiones de la niña", "en el mejor de los casos su hija sera siempre un bebe sin posibilidad alguna de desarrollarse y usted probablemente tendrá un desprendimiento del útero y no podrá tener más hijos", "en el peor morirán las dos en el quirófano, las convulsiones de la niña son muy fuertes e incontrolables", "tienen que decidir ya que van ha hacer", yo apenas respiraba, no entendía que quería decirme, no reaccionaba. Finalmente lo dijo "en estos casos tan claros de incompatibilidad con la vida, y peligro para la madre lo más acertado sería interrumpir el embarazo", "yo les voy a preparar los papeles para solicitar el comité y mientras se lo conceden ustedes toman la decisión", "no podemos esperar, está ya de 36 semanas, decidan lo que decidan va a ser de alto riesgo", "si deciden seguir adelante les tengo que derivar a La Paz, es el único lugar que puede atender un parto así", yo solo lloraba no podía respirar mientras #MiMedioMandarino asentía como si lo entendiera todo, dejaron entrar en la sala a mis padres que esperaban fuera, recuerdo las lágrimas de mi padre y los sollozos exagerados de mi madre, yo solo quería salir de allí, nos pasaron a otra sala de espera donde estábamos solos mientras nos preparaban todos los papeles, #MiMedioMandarino me acompaño a la calle y dejamos a mis padres esperando, necesitaba sentir el aire en la cara, salir de aquella pesadilla, yo solo lloraba...

Continua leyendo...

Lee la primera parte

10 comentarios:

  1. Siento todo como si a mi me hubiera pasado, solo lloro ��

    ResponderEliminar
  2. Siento en el alma todo lo que tuviste que pasar. La gran noticia, los bonitos momentos y sin más todo se convierte en una pesadilla que ninguna madre querría tener nunca.
    Lo siento, solo puedo decirte que he sentido tu dolor y desesperación con cada palabra que he leído.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Siento tanto leer esta historia, se me puso la piel de gallina, de verdad que debe ser terrible lo que has vivido tu y tu familia ese dolor jamás sanará, solo aliviará, uno se pregunta pero por que? por que q a mi? lo más triste es que uno jamás se imagina que pueda pasar algo así, desde el corazón de madre quiero darte mi hombro y un abrazo de apoyo, jamás me imaginaria algo así, creo que se me desmonaria la vida, pero por otro lado debes ser tan fuerte por tu otro hijo, te admiro eres y vas a ser muy fuerte! bendiciones

    ResponderEliminar
  4. Eres fuerte y digna de admiración. Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias a todas, la verdad es que hablar de ella, de lo que paso, me está ayudando a seguir adelante.

    ResponderEliminar
  6. que fuerte! eres muy fuerte, a pesar que sentias que morias! siento tanto todo lo que te paso y le pido a dios te de muchas fuerzas!

    ResponderEliminar
  7. No tengo palabras, las lágrimas caen por mis ojos, no puedo imaginar la situación, lo siento tanto

    ResponderEliminar
  8. Tengo el corazón encogido... por todo lo que he leído durante estos meses desde que entré en este mundo blogger, sabía el desenlace pero nunca había leído estos post... puff!

    ResponderEliminar
  9. jo, no había leído todo esto antes,,,sólo sabía el final...me tienes llorando...que momentos tan duros! besos preciosa!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu aportación!